Santo Custodio

SANTO MANUEL

Manuel Cano López, más conocido como Santo Manuel, aunque los lugareños le llaman «El Señor», nacía un 27 de mayo de 1912, pocos meses después de la muerte de Luisico y cuando Custodio contaba con 27 años.

No se conocen fotografías del Santo, a pesar de haber vivido en época reciente. De hecho cuenta la historia, que todo aquel que intentaba fotografiarlo en su casa, encontraba después el negativo velado. Según decía, no quería que su imagen, años después fuera motivo de comercio para nadie. Tan sólo nos consta ésta, que fue tomada en el entierro de su madre.

Santo Manuel 1

Imagen de Santo Manuel

Natural de Los Chopos, perteneciente al municipio jiennense de Castillo de Locubín y a unos 9 Km de la localidad de Alcalá la Real, cuenta la historia, que recibiría «La Gracia» de manos de Santo Custodio, cerrando éste último, la trilogía más famosa y respetada de hombres santos de la Sierra Sur.

DSC_0057

Capilla situada en el desvío hacia Los Chopos

Al igual que sus antecesores, jamás pidió nada a cambio por sus servicios. Tan sólo admitía vales de pan que se compraban en una tienda contigua a su casa, que posteriormente repartía entre los más necesitados. Hoy día hay exvotos de este santo que guardan como recuerdo vales de la época cedidos por Santo Manuel.

Las sanaciones de este hombre, traspasaron las fronteras de la comarca, siendo visitado por infinidad de personas que buscaban un remedio a sus males y / ó consuelo espiritual. Siempre sanaba diciendo, «Dios quedrá, Dios quedrá».

Su casa sigue siendo centro de peregrinación a diario. Tan sólo llegar a ella, un olor a flores frescas y paz, rodea al visitante, que nota como la presencia de Santo Manuel se siente muy cercana y cálida.

DSC_0060

Vista de la puerta de entrada a la casa de «El Señor»

Una imagen de la Ntra. Sra. La Virgen de la Cabeza, nos recibe justo encima de la puerta de la misma, siendo su entrada lugar de plegarias y rezos por todos los creyentes que allí acuden.

Está al cuidado un sobrino, puesto que Santo Manuel no tuvo descendencia, y su hermana que se ocupó de la vivienda después de su marcha, murió años después. Como diferencia a sus antecesores, no nos consta que pueda visitarse por dentro su casa, aunque este dato no está contrastado.

En la cancela de la entrada, siempre había una cántara que siempre tenía aceite, para que el visitante pudiera retomar fuerzas, tomando un «hoyico» de pan con tan preciado aceite. Actualmente se conserva dicha aceitera, en cuyo interior sigue habiendo aceite para todo aquel que guste probarlo.

DSC_0058

Barandilla de la entrada a la puerta con la cántara de aceite colgada.

cantara

Detalle de la cántara de aceite, en la barandilla

Sanaba, como sus antecesores, por imposición de manos y soplando, y  según decía Santo Custodio, tras su muerte, nadie más de la zona recibiría  «La Gracia» que estos tres hombres tuvieron.

Era un hombre muy reservado, según nos cuentan, podía pasar días enteros sin salir de su casa, y si notaba que alguien iba sin fe ó por simple curiosidad no recibía, tan sólo asomaba para dar su bendición.

Santo Manuel moría un 14 de octubre de 1983, siendo enterrado en la localidad de Ventas del Carrizal, perteneciente al municipio jiennense de Castillo de Locubín.

DSC_0061

Vista central de la tumba de Santo Manuel, en el centro del cementerio de Ventas del Carrizal (Jaén)

Preside su sepultura una preciosa escultura de Jesús Nazareno, siendo su tumba centro de peregrinación de multitud de fieles que acuden a diario.

Actualmente, es tradicional por parte de algunos fieles, tomarse las uvas de fin de año en su tumba, celebrando así el día de su santo (1 de enero) y a la vez la entrada del nuevo año.

Hoy día, sus milagros y obras se transmiten de padres a hijos, estando muy presente en la vida cotidiana de todas las personas que a él acuden.